Por fin mis hijos salieron de vacaciones. Unos días antes, la bebé se enfermó de una infección respiratoria y no pudimos dormir muy bien porque se sentía demasiado mal y tenía la fiebre muy alta.

IMG_1978

El fin de semana de 19 y 20 de Diciembre fuimos a festejar la Navidad adelantada con los abuelos (mis papás) y tíos (mis hermanas y sus esposos) y primos. No festejaremos con ellos los días de Navidad porque todos se irán de viaje, mi hermano de casa el 28 de Diciembre en Mérida Yucatán y nosotros no podemos viajar por lo avanzado del embarazo.

Ya me siento muy cansada y además de todo hemos tenido muchos problemas económicos, estamos llegando al final del año prácticamente sin ninguna venta y con muchas deudas. La empresa está a nada de declararse en quiebra y para mi esposo ya está siendo muy difícil lidiar con los problemas, se siente cansado y deprimido. Siento que no lo he podido apoyar lo suficiente, estoy en casa con los niños y el embarazo ya está en una etapa muy cansada, a veces me siento muy triste de no saber qué decir o qué hacer.

Estoy rezando lo más qué puedo y pidiendo a Dios que no nos abandone sobre todo en estos momentos tan difíciles sobre todo porque viene un nuevo bebé a nuestra familia.

Por otra parte, aunque suene un poco contradictorio, me he sentido muy feliz, hemos estado trabajando preparándonos para recibir a Jesús esta Navidad. Mi hermana nos regaló un calendario de obras buenas y sacrificios que tenemos que hacer diario para ir mejorando nuestra relación y actitud con los demás y así poder acercarnos más al Niño Jesús.

También estamos preparando una pastorela pequeña para actuarla con los niños y adultos porque esta Navidad la pasaremos con la familia de mi esposo.

Espero aguantar lo que me falta para que nazca el bebé, porque he tenido muchos achaques y dolores.