Todo el fin de semana me la pasé tratando de eliminar los piojos de la cabeza de mis hijos . Ha sido realmente muy agotador, estuve fácil seis horas de pie cepillando cada cabello, quitando liendres y piojos. 

Es algo que nunca había vivido y es realmente horrible y cansado.

Además tuve que lavar sabanas, almohadas,aspirar colchones y juguetes y lavar y lavar la ropa. Al final parece ser que sí se eliminaron pero eso está por verse durante esta semana.

Iré a descansar, mañana será otro día.

Anuncios