Esta mañana me he levantado apenas para llevar a los niños a la escuela. Siento un cansancio terrible, no sé si por presiones o el mismo embarazo, que los primeros meses te dan ganas de dormir y dormir.

En estos últimos días me he puesto a pensar en muchísimas cosas acerca de las familias grandes, de estar abierto a la vida, de la mentalidad anticonceptiva, de las enseñanzas de la Iglesia Católica acerca de estos temas y de mi propia situación familiar. Por lo que he estado en constante reflexión. Aún no tengo conclusiones definitivas, hay caminos de pensamiento que me han llevado a preguntarme más y más. Realmente lo que quiero es poder responder con mi vida a Dios lo mejor posible, y eso implica muchas cosas: mi responsabilidad como individuo cara a Dios y a los demás, como esposa y como madre. A veces entre tantas cosas que he reflexionado llego a perder un poco los objetivos finales a los que quiero llegar y por momentos parece que pierdo el camino. Aún las cosas no están para mí del todo claras y entiendo que me falte mucho por pensar…pido a Dios que me lleve por el camino correcto y que no me deje caer o que no me pierda en la oscuridad.

Por lo pronto he tratado de pensar positivamente acerca de que las situaciones difíciles que estamos atravesando ahorita, aun no las entendemos por completo, pero seguramente habrá sabiduría que sacar de cada una y si las aprovechamos como fuente para mejorar seguramente lo lograremos.

Por momentos me siento feliz y positiva, y otras veces no tanto, ufff sólo espero que Dios me ilumine y que este cerebro que me dio lo use de la mejor forma.

Por lo pronto estos días he estado platicando mucho con mi esposo y comprendiendo más sus puntos de vista y al mismo tiempo siento que él está haciendo lo mismo, estamos poniéndonos en los zapatos del otro y tratando de mirar con sus ojos cómo ve la vida. Es muy difícil pues aunque seamos esposo y esposa y nos queramos, los dos tenemos diferentes responsabilidades y nos sentimos muy diferentes como vamos enfrentando nuestros quehaceres diarios y los problemas que resolvemos, aún lo hagamos juntos, la manera de mirar y de sentir es distinta puesto que somos personas diferentes.

Supongo que todos en algún momento nos encontramos mirando hacia ciertas decisiones difíciles que debemos tomar, porque la vida no es fácil y tenemos que enfrentar ciertos retos.

Anuncios