Teresa cumplió un año dos meses y ayer la báscula me dijo que pesa 7 kilos 300 gramos. ¿será? ¡qué alegría!