Antier hice el último ultrasonido. Estoy esperando ansiosa a que mi bebe nazca.
Ahora si estoy cansada, hinchada y muy adolorida sobre todo en las mañanas.
Mis hijos se han portado muy bien. Mi esposo también ha estado ayudando mucho. Mis hermanas, mi mamá.
Esta semana ha sido cansada pero al mismo tiempo de vacaciones.  Eso de estar en casa ajena y no tener que pensar en cocinar, taprear, lavar etc. Es una gran ayuda.
Hemos podido salir, pasear y descansar todo lo que no habíamos podido en el año.
Pero ahora si ya empiezo a sentir un cansancio atroz, dolor en la ingle y en los cambios de posición mientras duermo y definitivamente mucha fatiga al caminar.
Mi panza está semana ha crecido mucho más y por si no tenia estrías ahora han llegado nuevas.
Ya mi cara está hinchada y gorda y como me corté el pelo me siento con look de viejita. Pero era necesario porque no se cuando volveré a salir después del parto. Aunque claro más largo se disimulaba un poco la redondez de mi cara. Ni hablar.

Cuando pienso que llevo más de 200 días cargando a este bebé y esperándolo con alegría no sé si debería más bien tomar con paciencia el último camino antes de desesperar.  Aunque es chistoso el embarazo. Así como el parto. .. Cuando sientes que ya no puedes más llega el parto. Cuando sientes que el dolor es demasiado y ya no puedes más entonces nace y después de que nace y las desveladas te matan es cuando empieza a dormir un poco más.
Aún así quisiera que la espera no se me hiciera tan larga…a ver que dice Dios. Todo llega en su momento.