Estoy en mi último trimestre…empezando apenas y es la parte más cansada y pesada del embarazo. Me da sueño todo el tiempo y mi panza crece y crece.

El bebé se mueve ya mucho, y tiene bastante fuerza. Disfruto como se va moviendo excepto en las noches cuando quiero dormir.

Mis hijos aunque aún están pequeños me han ayudado bastante y últimamente me he divertido un montón escuchando y participando de sus juegos. Me encanta ver cómo se integran y pueden jugar todos juntos (a pesar de los pequeños problemas que tienen).

Hoy fue un día cansado y lo peor es que no ha sido el día que he hecho más cosas, pero conforme pasan los días me llega un cansancio con el que es difícil hacer todas las actividades del día…creo que mis hijos han escuchado demasiado “estoy cansada” ah y la cosa apenas empieza…me falta el último mes, la espera a que empiece con trabajo de parto y luego la recuperación y desveladas de los primeros meses.

Es mucha emoción saber que mi familia crece y crece y la verdad es que me siento orgullosa de que sea así, de que Dios me haya permitido tener a todos estos niños en mi casa. Es realmente un regalo de todos los días tener tantos besos, abrazos, risas y ocurrencias que llenan la casa de mucho amor.

Claro que es mucho trabajo, y aunque a veces uno no sabe para dónde voltear, siempre los niños traen algo que te enseña y que te ayuda a seguir adelante. Me gusta que sé que tengo que dejar a un lado mi comodidad para resolver sus necesidades y es ahí cuando voy aprendiendo a dejar a un lado mi egoísmo y a seguir creciendo en amor, pensando siempre en los demás.

Bueno, tendré que ir a descansar, porque tengo que cuidarme lo más posible para poder sacar adelante todos los retos que tengo. Así que mucho ánimo a todos los que estén luchando por su proyecto de vida, que aún nos queda mucho camino por recorrer.

 

Anuncios