En vista de que el nuevo bebé ya habla por sí solo (mi panza ya creció bastante). Hoy entregaremos las cartas a nuestras familias.

Estoy nerviosa y algo preocupada. Pero también se me quitará un peso de encima.

Ya les contaré los comentarios que recibimos.