Etiquetas

, ,

Hoy es un día como cualquier otro. De prisas y de mucho trabajo. Hoy me imaginé sentada en una silla cómoda con los pies sobre un taburete, viendo la vida pasar. Bueno, eso no significa que me gustaría estar ahí todo el tiempo, pero un rato ¿porqué no?

Todos necesitamos un alto, para mirar lo que pasa a nuestro alrededor, para observar detenidamente cada detalle que nos rodea, como por ejemplo, el lápiz que se nos cayó en la mañana, la gota de agua que salpicó en nuestro pantalón, la leche que derramó nuestro hijo. Muchas veces no ponemos atención a ese tipo de detalles, pero es como ponerle cámara lenta y una lupa a nuestra vida. Se imaginan ver lentamente esa gota de agua cayendo. ¿Cuántos colores se reflejan a través de ella durante su trayectoria?

Ayer estuve observando un rato a mis hijos. Siempre me sorprenden. Sus detalles cariñosos,  su alegría y hasta sus berrinches. Cada detalle de sus expresiones. Somos un milagro y todo lo que nos rodea también.

¡Me encantan los detalles! espero que pueda hacer que mi vida esté llena de ellos, sobre todo para que los demás sepan cuánto los quiero.

Anuncios